ECOS DE USUARIOS: “CHUSMA, UN GRAN HOMBRE”, POR JULIA LARRAURI

Desde siempre, la inclusión ha sido una reivindicación fundamental del conjunto de colectivos que trabajamos en favor de las personas con discapacidad intelectual y muy especialmente de Apdema.

El anhelo de una vida plena con aspiraciones y oportunidades depende en gran medida de “los apoyos” que recibamos de los demás. Un muy buen ejemplo de esto es José María Montoya, Chusma, que durante muchos años como encargado de la lavandería de Indesa se ha erigido en un pilar fundamental para las personas con discapacidad intelectual que han trabajado con él codo con codo. Tras su jubilación, Julia Larrauri, usuaria de Apdema, le ha escrito este sentido homenaje que ha querido compartir con todas y todos nosotros.

Tu forma de ser me recuerda mucho a otro gran hombre.

Hablo de Jesús Pérez o para mí, el Bailarín.

Tú empezaste como monitor o voluntario

en el Club que estuvo en José Lejarreta.

También estaba por aquel entonces de voluntaria María Jesús,

os enamorasteis y aun seguís juntos.

Hace tiempo que te quería escribir

y reconocerte mi gran admiración por la gran labor

que has hecho con las personas con discapacidad intelectual.

Tu gran paciencia con los compañeros más difíciles de tratar.

Pedro, mi pareja, te echa de menos por tu facilidad de palabra.

Le gustaba como intentabas convencer a los compañeros

para que dejaran de comprar cosas de los equipos de fútbol.

Algunos son muy cabezotas y no razonan en lo tocante al fútbol.

Blanca me dio la clave para meterme en Internet.

Así he visto las fotos de las jubilaciones.

No tengo una foto tuya actual.

Me parece muy raro que no hayan ido Iñaki Quintana y Dionisio.

No quiero alabarte mucho por temor a que se ponga celosa tu esposa.

Que sepas que siempre estarás en mi corazón,

lo mismo que está ella y otros muchos

a quienes yo siempre he valorado.

Creo que habéis realizado una gran labor a lo largo de vuestra vida

y que seguramente echareis de menos.

Ya me despido con un enorme abrazo y un montón de besos.

Quiero que sepas que aparte de mi padre,

Iñaki Quintana, Dionisio y tú sois los únicos que me llamáis así.

A mí siempre me gusta más Julia Larrauri

y de hecho en el DNI figuro como Julia.

Esto es una aclaración.

Pero tú puedes seguir llamándome, Julita.

Un día hablando con Pedro le pregunté tu verdadero nombre.

Yo siempre te he conocido como Chusma.

Me dijo que tu nombre es José María Montoya, precioso.

Cuando te preguntábamos tu nombre,

nos contestabas: “Chusma”.

                                Julita.

Añade un comentario

requerido*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR