ECOS DE USUARIOS: PINTXO POTE CON EL ARQUITECTO OLAGUIBEL, POR JULIA LARRAURI

Apdema; Pintxo Pote con el arquitecto Olaguibel

Las redactoras y redactores del boletín Ecos de Usuarios destacan por sus ganas de conocer cosas nuevas, de experimentar. En esta ocasión, Julia Larrauri nos invita a salir de Pintxo Pote con el mismísimo Justo Antonio Olaguíbel, célebre arquitecto vitoriano.

¿Os apuntáis?

PINTXO POTE CON EL ARQUITECTO OLAGUIBEL

La Marca de cocinas alemana Bulthaup Die Kuche junto con la Oficina de Información y Turismo han organizado un pintxo pote en el cual está un actor que representa al arquitecto Justo Antonio Olaguibel y te va contando lo que él está viviendo. Se le nota un poco entristecido porque el alcalde le pidió que diseñara una nueva plaza del mercado y cuando le enseñó el diseño le dice que no lo puede llevar a cabo porque el ayuntamiento no tiene dinero. Eso es una parte de la historia, luego te llevan a la parte de atrás y explica los diferentes desniveles con los que se tuvo que enfrentar para diseñar casas, ya que desde el Campillo hasta lo que es hoy Mateo Moraza y el ayuntamiento hay muchos metros y era todo monte o roca, no tenemos que olvidarnos que la almendra medieval esta sobre una colina. A mí me gustó mucho que nos enseñara una lámina de cómo era en ese tiempo Vitoria y como fue capaz de dejarlo tan bonito como lo conocemos ahora y que yo siempre me preguntaba quien lo había diseñado. Según explicó al comienzo de toda la historia, junto a la de Salamanca, y Madrid, la plaza nueva o del mercado de Vitoria, era de las más importantes de Europa. Mencionó que le pidió apoyo a la Marquesa de Montehermoso y que no le contestó. El caso es que un tiempo después se hizo todo. Personalmente pienso que es muy decepcionante que te pidan que te rompas la cabeza para hacer los diseños, que no eran de un suelo llano ni mucho menos, sino empinado y rocoso. Yo lo valoro muchísimo ya que cuando se ven las láminas de aquella época y lo ves realizado tal y como está, cierro los ojos y trato de ver cómo lo hicieron.

Luego ya pasas a la tienda y te sirven un pote de vino y un pintxo muy ricos y está con nosotros el actor, que por cierto es muy simpático. Cuando le pedimos que se hiciera una foto con nosotros se puso y yo aproveché y le pregunté si de verdad el Arquitecto era así, me explico que él lo había trabajado intentando entender los sentimientos del personaje ya que no era fácil vivir en esa época y que cada actor lo ve diferente. Como vi que tenía en las mano un Naipe le pedí que me lo dejara ver, le eché una ojeada y era muy diferente a los de ahora, se lo di y nos fuimos. Como no sé explicar cómo lo hicieron, Los Arquillos son el resultado que se le ocurrió para la empinación tan desnivelada que había del Campillo a la plaza del mercado. Aunque había veces que la voz del actor no se oía porque dice Pedro que ni el mismo le oía, de lo bajo que hablaba. Tengo que decir que es muy interesante y aunque no entiendas de arquitectura merece la pena y la recomiendo porque tanto el vino como el pintxo están muy ricos y la simpatía de señores de la tienda de cocinas y la del actor Juanjo – no se me quedó el apellido-. Yo creía que iba a llevar peluca blanca pero no, llevaba su propio pelo que es negro y muy rizado, En la foto parece muy serio pero luego con el público es muy cordial.

Un Saludo para todos.

Julia Larrauri Díaz

Añade un comentario

requerido*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR