“EL HUERTO: UN LUGAR DE ENCUENTRO”, POR EL PROGRAMA DE ENVEJECIMIENTO ACTIVO

Desde su puesta en marcha, el pasado mes de septiembre de 2021, el Programa de Envejecimiento Activo de Apdema ha convertido a las personas con discapacidad intelectual en protagonistas de sus vidas.

A través de una metodología de trabajo participativa y proactiva, el programa destaca por estar abierto a la comunidad y autogestionado por las personas usuarias. Gracias a ello, las actividades que han llevado a cabo durante este curso han sido elegidas y diseñadas por las personas usuarias según sus gustos, intereses o necesidades.

Además de excursiones, talleres de percusión, de teatro, visitas culturales…, una de las actividades que más ha unido al grupo, física y emocionalmente, ha sido un pequeño huerto ecológico urbano que vienen trabajando desde el pasado mes de enero. Cedido por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz dentro del proyecto colaborativo que el Programa mantiene con Bizan, la Red Municipal de Centros de Mayores de Vitoria, el huerto se ha convertido en espacio de encuentro en el que las personas que participan han podido practicar la horticultura urbana en ecológico pero también la amistad, el trabajo en equipo, la motivación, la creatividad….

Desde ECOS, queremos agradecer al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y a las personas voluntarias del Centros de Mayores Bizan de Abetxuko permitirnos participar en la iniciativa.

A continuación, os dejamos con el balance de estos 6 meses de experiencia hortícola.

Desde el mes de enero los y las participantes de Envejecimiento Activo de APDEMA acuden a los huertos de Abetxuko junto a voluntarios y voluntarias del Bizan de Abetxuko.

Es un proyecto comunitario y colaborativo que ha crecido desde las nieblas en las mañanas frías de Enero hasta el sol radiante de Junio. Así han crecido también los lazos, las amistades, las relaciones los productos. La tierra ha sido el vínculo para que crezcamos sólidos en nuestras relaciones y también para que crezcan nuestros productos: Las lechugas, guisantes, patatas, grosellas, zanahorias…que ahora como el grupo, están en su máximo esplendor.

Hemos crecido como grupo, diverso, rico, colaborativo. Agradecer enormemente a Michel, Jesús, Neme, Ginés, Eduardo, Sonsoles y Bere: Nuestros compañeros, amigos, voluntarios… sin su ayuda y predisposición esto hubiera sido imposible. Gracias también a Iñaki y Amaia, por su maestría, su paciencia, su buen hacer, su talante, como dice Pedro: Unos fuera de serie.

Sin duda ha sido un proyecto maravilloso, donde las pequeñas semillas del invierno brillan ahora con todo su esplendor, con todos sus matices, con toda su DIVERSIDAD.

Esperamos continuar el curso que viene sembrando y recogiendo…

PROGRAMA DE ENVEJECIMIENTO ACTIVO.

Añade un comentario

requerido*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.