FINALIZA EL PROGRAMA DE EMPODERAMIENTO FEMININO “MUJERES CON VOZ PROPIA”

Nuestra sociedad, a pesar de haber conseguido grandes avances en la igualdad de mujeres y hombres, sigue manteniendo importantes desigualdades. Una situación que en el caso de las mujeres con discapacidad intelectual se ve agravada por la doble posición de discriminación que sufren en las respecto a los hombres y a las personas sin discapacidad.

Es por esto que programas de empoderamiento femenino como “Mujeres con Voz propia” son claves para que las mujeres con discapacidad intelectual alcancen mayores cotas de autonomía y ciudadanía plena.

Como os informábamos el pasado 4 de junio (Ver: http://www.apdema.org/apdema-inicia-el-programa-de-empoderamiento-feminino-mujeres-con-voz-propia/ )15 mujeres usuarias de Apdema han trabajado los últimos meses para mejorar su autoconcepto y autoestima y evitar así las situaciones de abuso o desprotección en las que se suelen encontrar. Para ello, han sido claves los grupos de trabajo que se han convertido en espacios de confianza y relación personal en el que las mujeres participantes han podido compartir sus inquietudes y experiencias en temas como la autoestima, la sexualidad, la violencia machista, o la comunidad desde una perspectiva de género.

Desde Ecos, queremos agradecer el apoyo recibido del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, sin cuyo apoyo no hubiera sido posible llevar a cabo el programa.

A continuación, os dejamos el balance que las profesionales de apoyo del programa nos han hecho llegar.

«El 28 de septiembre finaliza el programa de empoderamiento femenino “Mujeres con Voz Propia”, que Apdema pudo poner en marcha en el mes de junio, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.  Para poner el broche final a estos meses de encuentro como siempre desde el inicio del proyecto, las mujeres participantes han sido las protagonistas, diseñando su plan de despedida.

En el caso del grupo que se reúne por las mañanas, decide realizar un desayuno grupal con la finalidad de seguir compartiendo experiencias. Durante el desayuno saboreamos risas, anécdotas, experiencias e incluso intercambios para poder seguir disfrutando de una amistad más allá del programa.

Así mismo, el grupo de tarde propone una despedida en la que poder pasear por Vitoria, tomar alguna consumición en conjunto y culminar la tarde con una cena juntas. Al igual que las chicas de la mañana, comparten una gran experiencia que deja huella en cada una de ellas.

Esto solo es un breve resumen de lo que ha supuesto este proyecto para estos grupos de mujeres con discapacidad intelectual: Talleres de sororidad, sesiones temáticas sobre la autoestima, la sexualidad, la violencia machista, talleres de empoderamiento, actividades en la comunidad desde una perspectiva de género, etc.

Todo ello con la clara finalidad de lograr el empoderamiento de todas y cada una de las mujeres con discapacidad intelectual que han participado en el proyecto. Os adjuntamos un pequeño resumen en imágenes de este gran proyecto, porque… ¡¡¡¡es que, no hay plan que se le resista a estas chicas!!!!»

Añade un comentario

requerido*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.