ECOS DE USUARIOS: “HOSPITALERA POR PRIMERA VEZ EN GRAÑÓN”, POR MARIAN MURUA VÁZQUEZ

Apema; Marian Murua hospitalera en Grañón

Tradicionalmente, las usuarias y usuarios de Apdema que participan como hospitaleros en el Camino de Santiago, lo hacen en la época veraniega. Sin embargo, Marian Murua, tras cinco años como hospitalera en los albergues de Estella, Astorga y Nájera, ha debutado como voluntaria en el albergue de Grañón durante el pasado puente de Diciembre. Y, como nos informa Amalia Andrés, responsable de los grupos de autogestores de Apdema, “ella es la primera persona autogestora que ha cumplido los quince días que se piden a los hospitaleros ya que el resto de usuarios hace ocho o máximo diez días”.

En el reportaje fotográfico que nos manda Marian, además de imágenes de ella y su compañero en Grañón, se muestran algunas de las numerosas muestras de agradecimiento de los peregrinos hacia Marian.

Hola soy Marian y os voy a contar mi nueva experiencia como hospitalera en unas fechas que no había ido nunca.

Llevo seis años de hospitalera desde que debuté en Estella en agosto del 2011. Al año siguiente, empecé en Astorga y repetí un verano más. Nájera ha sido mi albergue durante tres veranos (2013, 2014 y 2015).

Este año he debutado la primera vez en Grañón. Ha sido una nueva experiencia en todos los sentidos porque era un nuevo albergue para mí, pero también en las fechas en las que he ido a Grañón. Ha sido la semana del puente de diciembre y otros años ha sido en septiembre.

El albergue ha estado muy bien y he estado muy a gusto con todos los vecinos del pueblo. Aunque en la época de diciembre ha habido muy pocos peregrinos; el máximo que hemos tenido han sido nueve y el que menos un peregrino.

En este albergue se hace una cena comunitaria que el peregrino si quiere la puede hacer con nosotros o si no lo hacíamos nosotros. Esto en los otros albergues no lo había hecho nunca.

También en Santo Domingo de la Calzada se hizo mercado medieval. La gente iba disfrazada de esa época por las calles y había un montón de puestos.

Me tocó un gran compañero que nos llevamos muy bien. Para él, era la primera vez que debutaba de hospitalero pero entre los dos lo llevamos muy bien.

Espero volver para el año que viene y siempre que pueda, porque estuve muy bien. Me sentí como en mi propia casa y me trataron como una más del pueblo.

Os dejo varias fotografías de esta semana larga en el albergue (del 3 al 11 de diciembre).

Muchos besos para todos con los que he estado estos días.

MARIAN MURUA VAZQUEZ

Añade un comentario

requerido*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR